viernes, 31 de octubre de 2014

Increíble conversación de WhatsApp de un fotógrafo depravado

Antes de nada, os situó: esta es una conversación de WhatsApp entre un "fotógrafo" y una chica a la que supuestamente le iba a sacar fotos, pero antes de hacerlo, tenía que estar seguro de si la chica lo valía. 







Estoy flipando con esto. Y lo peor es que no es la primera vez que lo veo, ni que oigo de gente así... Hablo de los escándalos que causan algunos "fotógrafos" que más que fotógrafos son unos simples depravados que se compran una cámara con el pretexto de que así podrán ver a tías desnudas. No me malinterpretéis, me encantan las fotos de chicas provocativas o desnudas y las fotografía erótica. Un profesional que se dedique a este tipo de fotos es igual de respetable que cualquier otro profesional en su especialización...  Tampoco tengo nada en contra de los fotógrafos por hobby y parece ser que este tiparrajo, aunque vaya de profesional, no es más que un salido como tantos otros, porque, desde luego, los métodos que utiliza para "decidir" si quiere a esa modelo o no, no son estos.

Ya sé que ya de por sí es muy escandaloso, pero igualmente os cuento un poco como es el método más común utilizado para que un fotógrafo consiga una modelo que se ajuste a sus necesidades para cualquier trabajo propuesto:

1º. Tiene dos opciones: o la busca personalmente o la busca con una agencia de modelos
2º. En ambos casos se necesitan fotos en buena calidad, estas se suelen llamar polas, o polaroids, pero no esas impresas en las cámaras antiguas, se les llama así a las fotos que se sacan al natural, con poco o nada de maquillaje y sin ningún retoque de post-producción.
3º. Si no la modelo no dispone de polas se le piden trabajos que ya haya hecho anteriormente y, también, en buena calidad.

Dios mío, ¡fotos normales al natural, no fotos enseñando el culo y el coño, aunque quieras hacer una sesión sexy! Y sobre todo, fotos de buena calidad, de las que las amplias y se siguen viendo bien. NUNCA, bajo ningún concepto, sirve una foto de móvil ni mucho menos un vídeo.

Este tipo de gente suele subsistir en la sociedad gracias a las páginas de intercambios, o TFC, mediante las cuales se pueden poner en contacto tanto modelos, como fotógrafos, como estilistas, peluqueros, maquilladores etc, para configurar una sesión en común sin ánimo de lucro, con el fin de promocionarse juntos. Vamos, que encima de que intentan tangar a las chicas si estas aceptan no ven ni un duro. Está claro que habitan aquí porque ningún profesional aceptaría estas condiciones...

Podéis leer otro caso de este estilo en La vida en Cosplay.

En fin, estoy que me subo por las paredes de ver gente así... ¿Qué opináis vosotros? ¿Está justificado el método? ¿Os habéis topado con algún caso así antes?